Inauguración "Espacio para Jóvenes" en el Progama Hirusta

Inauguración "Espacio para Jóvenes" en el Progama Hirusta

Hirusta - Programa dirigido a adolescentes con conductas de riesgo y a sus familias de la Fundación Gizakia, inauguró el pasado 10 de diciembre el espacio de ocio socioeducativo dedicado a los adolescentes que acuden al programa.

En 2011 el proyecto se presentó a la iniciativa convocada por el BBVA - “Territorios Solidarios”  y  fue votado por los trabajadores de esa entidad. Han sido ellos quienes con su voto hicieron posible que la Fundación Gizakia se beneficiase del apoyo económico y pudiésemos  ponerlo en marcha.  El  proyecto  se ha desarrollado a lo largo de todo el año, y surge de la demanda de algunos de los chicos y chicas que acuden al programa.

En relación al proceso de participación, han sido los jóvenes usuarios quienes desde el inicio estuvieron presentes  en las decisiones de acondicionamiento del espacio, desde la  elección de los colores, hasta las actividades que querían que hubiese. Ese es el valor que desde Hirusta se quiere incorporar: la participación y los aprendizajes significativos sobre la resolución de conflicto, la responsabilidad, el compartir y la solidaridad en un espacio educativo informal.

Este día, contamos con la presencia del Director de Instituciones de Bilbao del BBVA - Javier Regueiro,  Presidente de la Fundación Gizakia y Director de Caritas Bilbao Carlos Bargos y las Damas del Corazón de Jesús.

Estuvieron presentes numerosas familias de adolescentes,  así como de un pequeño grupo de chicos y chicas. Y algunos profesionales de la Fundación, que se han sumado y apoyado  este proyecto con su presencia y participación.

Estibaliz Barron Pardo - Directora de Programas de la Fundación agradeció a todos los presentes el apoyo que nos brindan a nuestras iniciativas con su presencia y que permite que incluso en tiempos de crisis la Fundación se ilusione y haga el esfuerzo de abrir nuevos espacios que contribuyan a mejorar la vida de las personas.

El encuentro estuvo amenizado por la “Orkesta 207”, con su proyecto musical que solidariamente apoya iniciativas sociales ofreciendo su música.